El robot constructor Revolucionando la construcción

El robot constructor Revolucionando la construcción

Foto cortesía Fastbrick Robotics

 

La inteligencia artificial ha llegado a todos los sectores, y el de la construcción no es la excepción. Ha habido varios proyectos en los que se busca implementar este tipo de inteligencia, para favorecer el tiempo y la precisión con que se realizan las obras.

 

Aunque para muchos el uso de la inteligencia artificial representa una desventaja para el trabajo desempeñado por humanos, para otros es una oportunidad de mejora para el futuro, que realmente no acabará con la mano de obra humana.

 

Pero mientras ese debate sigue, los inventos nos han traído muchas sorpresas, como el robot constructor Hadrian X, que pasó de ser un prototipo a un robot real que, subsidiado por la empresa Caterpillar (con una inversión inicial de 2.6 millones de dólares), podría comenzar a fabricarse en masa como un apoyo en el sector de la construcción.

 

Hadrian X es un robot que puede colocar 1000 ladrillos en un hora, en comparación con los 400 que puede colocar un albañil en un día. Su estructura es la de un brazo metálico capaz de colocar los ladrillos con incomparable precisión. El brazo se encuentra montado sobre un camión que le permite moverse a donde sea necesario. Quien lo opere, deberá colocar el camión-robot en el lugar preciso para que Hadrian X pueda comenzar a colocar los ladrillos dispuestos.

 

Para que el robot “sepa” cómo colocar los ladrillos, es necesario que previamente se realice un diseño 3D para tener la visión de cómo va a quedar la construcción y Hadrian X pueda seguirlo al pie de la letra -o del ladrillo-. Una vez que el robot toma el ladrillo, le inyecta el adhesivo para que cada pieza quede fija y resistente. Este adhesivo seca en 45 minutos, es más fuerte que el cemento y funciona como aislante acústico y térmico.

 

Hadrian X usa avanzados algoritmos que incluso responden al viento, vibraciones y la inercia para evitar que los ladrillos se encuentren mal colocados. Asimismo, los ladrillos que usa no son cualquier tipo de ladrillo, sino unos especiales que son más grandes que los regulares, pero más livianos, resistentes y producidos de manera que reduzcan el desperdicio.

 

Entre los beneficios que la empresa inventora de Hadrian X menciona, están:

 

  • Construye los muros de una casa en un día.
  • Mantiene precisión en la distancia entre ladrillos.
  • Crea entornos de trabajo más seguros.
  • Busca la reducción de residuos en la construcción hasta llegar a 0.
  • Genera ahorros significativos en los costos totales de construcción.

 

¿Tú qué opinas de este tipo de inventos para la construcción?