Edificios inteligentes: Arquitectura dinámica

Edificios inteligentes: Arquitectura dinámica

El mundo está en constante cambio. Desde luego también lo está la arquitectura, apoyándose en la tecnología. Brinda nuevas soluciones para las necesidades que la sociedad demanda y necesita saciar.

Una de ellas es, irónicamente, el cuidado del medio ambiente pues anteriormente no se tomó en cuenta este aspecto y ahora es necesario resarcir los estragos causados en él, para beneficio de las personas.

De esta manera surge la arquitectura dinámica, que presenta edificios que se mueven y generan energía no solo para ellos mismos, sino para inmediaciones a sus alrededores.

Existen aquellos que cambian de forma. Incluso los que siguen al sol o aprovechan la energía eólica.

Este tipo de arquitectura está basada en la naturaleza, por lo que antes de crear una construcción, se toma en cuenta a los organismos vivos, ya sean plantas o animales, para tratar de imitarlos y así hacer una obra inteligente, sustentable y que aporte más de lo que necesita.

Los edificios, a pesar de alcanzar gran altura, son más ligeros. Tienen la capacidad de poder moverse, es decir, de girar para aprovechar mejor los recursos naturales.

Al mismo tiempo son más resistentes que un edificio construido tradicionalmente, lo cual los hace a prueba de terremotos.

Concluciones

Este tipo de construcciones resultan sostenibles y ecológicas.

No requieren de energía externa o artificial: ellos mismos producen su propia energía y, al generar más de la que necesitan, la que sobra puede usarse para los alrededores de donde se encuentre.

La arquitectura dinámica es una gran opción para los problemas del medio ambiente hoy en día.

Aunque su costo puede ser más alto, aporta muchos más beneficios que las construcciones tradicionales con las que contamos actualmente.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of