Las naves industriales como modelo de inversión en México

almacenaje en puerto marítimo

Las naves industriales como modelo de inversión en México

Las naves industriales como modelo de inversión

Repunte en la economía del país

La industria en cada país es una gran fuente de recursos para el mismo y la situación no es diferente en México, pues es un país con gran número de parques industriales; sin embargo, este sector ha ido cambiando con el paso del tiempo, evolucionando y posicionando al país como un modelo de inversión inmobiliario industrial.

 

Antes, las inversiones provenían de las mismas empresas nacionales.

Ahora, cada vez más empresas extranjeras deciden apostar por los parques industriales en México por la seguridad brindada, porque están construidos bajo los más altos estándares de calidad, porque cada vez hay más inversionistas multinacionales y nacionales globalmente competitivos, con contratos a largo plazo que les dan mayor estabilidad para sus negocios y bajo esquemas jurídicos oportunos que les brindan certeza.

 

De esta manera, la iniciativa privada se ha mostrado más abierta para la inversión industrial, tanto, que la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP) expandió sus horizontes al sector privado, público y extranjero para aumentar los fondos de este tipo de construcciones.

México Repunte en la economía del país

México es un claro ejemplo de crecimiento, dado por reglas claras, negocios atractivos y seguros y, al mismo tiempo, con la creación de planes para equilibrar esta ola de construcciones, pues se tiene bien claro que no hay que irse al extremo al excederse en inversión para la construcción, ya que esto dispararía las tasas de desocupación de las naves y el mercado podría colapsar.

 

Este despunte comenzó a darse cuando las fábricas ya existentes buscaron la modernización y desarrollo de sus instalaciones y para ello necesitaban tener inversionistas institucionales.

Ahí se dio una alianza entre la parte financiera y la industrial, que resultó en situaciones positivas para ambas.

Por otra parte, la calidad de esas modernizaciones hizo que se crearan más espacios y a la larga, más instalaciones en su totalidad.

 

Una gran ayuda fue la del sector financiero, optimizando los activos y las ganancias, así como las inversiones, generando un repunte en la construcción de nuevos parques industriales, modernos e incluso sustentables, con calidad mundial para competir globalmente.

Una de las mayores fuerzas del país en materia de infraestructura son las naves industriales, la vivienda y las carreteras y, según informes oficiales, en 2016 la construcción de naves industriales y centros comerciales, entre otros, aportó al PIB 286 mil 642 mdp en el primer semestre.

Esto es una clara seña de que México es la opción indicada para inversiones de infraestructura y parques industriales.