Arquitectura mutante

arquitectura novedosa

Arquitectura mutante

Los avances tecnológicos cada día se concentran más en respetar la naturaleza del entorno, sus cambios constantes y en optimizar recursos. Cumpliendo estos tres puntos, surge la arquitectura mutante.

 

El invento fue desarrollado por el Instituto de Diseño y Construcción Computacional de la Universidad de Stuttgart, en Alemania y luce como un toldo para la sombra formado por estructuras dinámicas que se mueven y cambian de lugar con ayuda de drones.

 

El toldo tiene pilares fijados al suelo, a los cuales se prenden los paneles poliédricos y que se acoplan entre sí. Los drones se encargan de cambiarlos de lugar de acuerdo a cómo cambia la posición del sol para siempre mantener la sombra bajo ellos.

 

Bautizado como Cyber Physical Macro Materials (CPMM) está creado especialmente para espacios abiertos y programado para funcionar en modo autónomo y con tecnología inteligente.

 

Material Ciberofísico

 

Esta marquesina está hecha con bloques de fibra de carbono ligeros y que cuentan con comunicación sensorial; es un sistema ciberofísico, es decir, son estructuras que integran componentes físicos y computacionales para ofrecer materiales inteligentes e interconectados.

 

El sistema se controla y se supervisa desde una aplicación, la cual tiene la capacidad de adaptación a las necesidades de los ocupantes y del clima, incluso en situaciones extremas, porque es capaz de transportar cada uno de sus elementos hacia una zona de almacenamiento.

 

La importancia de esta propuesta es que abre nuevos caminos hacia una arquitectura reconfigurable, dinámica y que es compatible con el Internet de las Cosas.