Cubiertas para espacios deportivos y escolares

Cubiertas para espacios deportivos y escolares

La construcción de cubiertas para actividades escolares y deportivas implica la búsqueda de seguridad, funcionalidad y la certeza de que durante el desarrollo de las labores.

No se producirá ninguna lesión o accidente relacionado con las instalaciones.

 

Un factor de peso para saber qué tipo de cubierta se requiere es la edad de los usuarios; por ejemplo, los más pequeños requieren algunas precauciones extra de seguridad el proyecto debe adaptarse a cada circunstancia para brindar el servicio adecuado.

 

También utilizadas dentro de centros polideportivos (así llamados por ser ideales para el desempeño de diversas actividades físicas).

Las cubiertas deben cumplir con algunos criterios básicos como la ausencia de barreras arquitectónicas y accesibilidad para todos los públicos, además de:

 

  1. Los elementos para facilitar los aprendizajes en el área, por ejemplo, que tengan el tamaño suficiente para cubrir a los alumnos de las inclemencias del clima.
  2. La percepción de un entorno agradable para el trabajo; es decir, que los alumnos se sientan cómodos, libres y seguros al estar bajo cubierta.
  3. Instrucciones claras de uso, mantenimiento y conservación para difundirlas entre los usuarios y que así también se comprometan con el cuidado de su espacio de actividades.

 

Para saber qué tipo de cubierta requerimos, podemos guiarnos con la siguiente clasificación de los espacios:

 

  • Espacios funcionales: que se refiere a aquellos que se construyen con la única finalidad de realizar actividades físicas y deportivas o un propósito definido. En esta categoría se incluyen los que se construyen con base en las normas y dimensiones determinadas por alguna federación deportiva.
  • Espacios simbólicos: sitios que se pueden ubicar en cualquier entorno urbano o natural y que esporádicamente se usan para la realización de actividades físicas o ceremonias, por ejemplo, la explanada de una plaza, un patio o un parque.

 

Lo más importante es pensar en los usuarios, tanto en quienes están concentrados en la práctica, como en quienes se encargan de supervisar, ya que los elementos del entorno deben funcionar como su medio de enseñanza.

 

¿Cómo saber que la cubierta instalada cumple los propósitos esperados? 

Cuando los que estén bajo ella se sientan como en casa, familiarizados con el espacio, seguros y con la libertad de cumplir cualquiera de los propósitos que le sean asignados.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.