La Ópera de Sydney logra cero emisiones de carbono

La Ópera de Sydney logra cero emisiones de carbono

El ámbito de la construcción evoluciona: ya no es suficiente con cumplir con los estándares de seguridad, resistencia y durabilidad, también es necesario nivelar el impacto ambiental de cada proyecto. Y más que un requisito, es una responsabilidad con el mundo.

La Ópera de Sydney celebra un logro importante al respecto: el recibimiento por parte del gobierno australiano de la certificación del Estándar Nacional de Compensación de Carbono (NCOS), cinco años antes de lo que tenían planeado.

¿Qué significa este logro? Que han podido neutralizar el dióxido de carbono que emiten, gracias a numerosas acciones en cuanto a la optimización del uso energético y el manejo de residuos: por ejemplo, reemplazaron los focos incandescentes de sus salones por luces LED para reducir 75% el consumo eléctrico.

La historia sustentable de este edificio viene desde 1960 cuando el arquitecto creador del proyecto, Jorn Utzon, diseñó los espacios a fin de optimizar recursos, pero desde entonces se han hecho cambios, mejoras y se participa en programas sustentables. El reto es mantener su certificado hasta el 50 aniversario que se festeja en 2023.

Edificios monumentales, sitios históricos, nuevos edificios, parques industriales en desarrollo…todos actualmente se apegan a algún tipo de Manifestación de Impacto Ambiental y deben portar la constancia de autorización oficial en materia de riesgo ambiental.

En México, el primer parque industrial que logró superar los requisitos para obtener su distintivo ‘verde’ fue el perteneciente a la empresa Finsa en Iztapalapa: su acreditación reconoce sus acciones en cuanto a ahorro de agua, aplicación de energías alternativas y disminución de contaminantes.

¿Qué más se necesita para lograr el reconocimiento de calidad sustentable de un parque industrial?

Principalmente que cumplan tres criterios:

  • Contar con el certificado Parque Industrial Verde otorgado por la AMPIP
  • Cumplir con la NMX-R-046-SCFI-2011, la cual dicta los parámetros ambientales que la SEMARNAT indica para regular el uso de suelo, límites máximos de contaminantes y de descargas de aguas residuales.
  • Apegarse a los Programas de Auditoría Ambiental de la PROFEPA.

Consulta más acerca de estos parámetros aquí.

Cuando comiences a crear tu proyecto, acércate con un técnico experto, él podrá asesorarte para que tus construcciones sean funcionales, seguras y amigables con el ambiente; en un futuro podrías reunir los requisitos necesarios para aspirar a una certificación ambiental que eleve el prestigio de tu empresa.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.