Techados industriales

Techados industriales

Techados industriales

Elige el más adecuado

Los techos son las cubiertas que resguardan nuestra bodega o almacén; cuentan con alta resistencia estructural y algunas especificaciones elementales para el uso industrial. La altura, la cantidad de superficie a cubrir y las necesidades de iluminación determinarán el tipo de techo a instalar.

 

Se clasifican en 3 grandes grupos:

 

Planos: son aquellos con forma horizontal sobre la estructura aunque siempre cuentan con una ligera inclinación para evitar que se acumule el agua de lluvia.

 

Inclinados: como su nombre lo indica, son los que tienen pendiente mayor al 2% con respecto a la base del edificio y pueden tener una o varias “aguas” (así se le llama a cada inclinación existente).

 

Bóveda: es el tipo de techo también conocido como de cúpula, que se caracteriza por formar un arco entre un soporte y otro.

 

La elección del techado industrial que necesitaremos se basa en tres principales factores: tamaño, iluminación y clima. En el caso de un invernadero, por ejemplo, facilita las tareas de cuidado un techo tipo bóveda y que además tenga paneles que dejen pasar suficiente luz.

 

Los techos a dos aguas suelen ser adecuados para construcciones más pequeñas; evitan la acumulación de suciedad y agua de lluvia. En el caso de una bodega, un techo plano cumple bien la función de resguardo; en esta clase de inmuebles, es posible adaptar características más sencillas ya que no se efectúan tareas especializadas en su interior.

 

Las cubiertas se adaptan al proyecto, ya sea un hangar, un centro comercial, oficinas, gimnasios o eventos especiales; es muy socorrido también el uso de los famosos arcotechos para instalaciones deportivas o recintos al aire libre.

 

Edificaciones Dinámicas conoce las características de cada uno de ellos para asesorarte en la correcta elección de tu construcción, sea cual sea su naturaleza y propósito.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.