Zonas ecoindustriales: A favor del medio ambiente

Zonas ecoindustriales: A favor del medio ambiente

Actualmente, una industria debe cumplir con los parámetros que la ley impone. Estos se han marcado para proteger el entorno natural y reducir la huella ecológica.

Es importante que todo desarrollador profesional tenga un plan sostenible a largo plazo. Tener un plan puede reducir costos energéticos y asegurar el ahorro y el reciclaje de materiales.

El primer parque ecoindustrial

El primer parque en el mundo de esta clase, nació en la ciudad de Kalundborg, Dinamarca. Se trata de  una instalación que agrupa una planta farmacéutica, una fábrica de materiales de construcción y una refinería. Los tres comparten recursos como vapor, gas natural, agua de enfriamiento y yeso.

Utilizan el calor a favor de los proyectos de piscicultura y agricultura de invernadero y los desechos industriales se venden a compañías aledañas, por mencionar algunos de sus planes sustentables.

En México, desde 2013 la AMPIP estableció el reconocimiento “Parque Industrial Verde” y es otorgado a aquellos sitios que cumplen con la calidad y diseño que se necesita para reducir las emisiones contaminantes, promover sistemas de tratamiento de aguas y menor consumo energético.

Las medidas que se deben tomar en cuenta también son de carácter técnico, financiero y logístico.

El primer reconocimiento para una edificación mexicana de esta naturaleza fue concedido en 2013 al Parque Industrial FINSA Iztapalapa.

Por otra parte, la AMPIP también concede el reconocimiento de “Parque Industrial Sustentable”, que es un poco más ambicioso que el anterior, pues para obtenerlo, se necesita en primer lugar, el reconocimiento de “Parque Industrial Verde”, así como contar con la certificación bajo la Norma Mexicana de Parques Industriales NMX-R-046-SCFI-2011 y el certificado de Calidad Ambiental, expedido por la PROFEPA.

El primer reconocimiento de este tipo fue concedido en 2013, también al Parque Industrial FINSA Iztapalapa.

Lograr una industria de esta clase puede parecer difícil al inicio, pero recuerda que estas medidas reducen costos de manera importante. Adicionalmente elevan tu competitividad y te otorgan estímulos fiscales gracias a tu responsabilidad ecológica en beneficio de todos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.